lunes, 23 de abril de 2012

La fiesta no fue completa

Con un marco de público que superó la media de la temporada, Cipolletti festejó mantener su plaza en el Argentino A. Libertad de Sunchales fue una medida que demostró que Cipo estaba para salvar la categoría, y no mucho más. El 2 a 0 obliga al equipo de Rogger Morales a ganar por tres de diferencia en Sunchales, donde "los tigres" son prácticamente invencibles.

El primer tiempo fue parejo, Cipolletti como siempre intentó jugar bien, a ras del piso, pero fue Libertad quien tuvo más explosión para generar peligro. En el complemento, el equipo visitante pudo plasmar la diferencia en la red rápidamente, e hizo uso de su experiencia para que su ventaja no corra peligro.

El segundo gol llegó de la mano de Ramonda, el asistente mendocino, que tuvo una tarde horrible. En muchos tiros libres quedó en posición adelantada el receptor del mismo, en el caso del segundo gol, fue quien asistió al goleador Paolo Berardi.

La reacción de la gente, que como nunca en todo el año le dio un marco importante al partido, fue dividida. Muchos aplaudieron y festejaron haber salvado a la categoría, y también muchos insultaron a los jugadores por la derrota ante Libertad de Sunchales.

Como cada vez que no jugó Oscar Negri, Cipolletti perdió. La temporada del Argentino A, como se preveía, agoniza durante esta semana. Si es triste o alegre depende de las características que elija cada hincha.

En Sunchales, Libertad hace dos meses que no pierde, y perdió dos partidos en todo el torneo. Cipo tiene que ir y ganarle por tres de diferencia. ¿Alguna vez el milagro se vestirá de blanco y negro?.