sábado, 31 de julio de 2010

Que gire la pasión


Canción: "Que gire la pasión" de Ignacio Copani.

viernes, 9 de julio de 2010

Felíz día del hincha de Cipolletti

Aquellos que van a La Visera todos los domingos.
Los que viajan de visitante así sea en la tercera o quinta fecha.
Los que viajan en las finales.
Los que sufren por la radio.
Los que no pueden pagar la entrada pero se quedan cerca de la cancha para escuchar a la gente con un auricular con la radio en un oído...
Los que no comen el domingo al mediodía para poder ver a Cipo.
Los que se compraron un palco a 25 lucas por diez años.
Los que se tatuaron el escudo de Cipo y/o alguna inscripción albinegra.
Los que cuelgan sus trapos.
Los nenes que juegan con los papelitos y las botellitas de plástico.
Los viejos que lo siguen desde hace 40 años y nunca se cansarán de ver a Cipo.
Los jugadores que son hinchas y transpiran la albinegra desde adentro.
Los miles que transpiran la albinegra desde afuera.
Los jugadores que son hinchas de Cipo y por esas cosas del fútbol transpiran otras camisetas.
Los ex jugadores que siguen a Cipo desde los lugares más impensados del mundo porque en su corazón quedó un rinconcito albinegro.
Los hinchas que se encargaron de lucir la camiseta y el escudo de Cipo en cualquier parte del mundo como en la Torre de Pisa, en la cima del Lanín, en los mundiales de Francia, Alemania y Sudáfrica por citar algunos ejemplos.
Los que coparon tribunas a miles de km.
Los que se encontraron solos alentando a Cipo también a miles de km.
Los que laburan en el ombligo del mundo y le rezan a la radio on-line todos los domingos para poder conectarse.
Los que escuchan partidos enteros vía telefónica.
Los que pintan las paredes del Alto Valle con escudos y frases albinegras.
Los que alientan al Cipo desde algún lugar mas allá de esta vida.
Y a todos los que falta "nombrar"... ¡¡¡MUY FELIZ DIA DEL HINCHA DE CIPOLLETTI!!!


El 9 de julio de 1995 Cipolletti llevó alrededor de mil hinchas a la cancha de San Martín de San Juan. Fueron muy maltratados por la policía y los dirigentes sanjuaninos que le dieron un espacio para cien personas aproximadamente. Repartieron palazos y lastimaron a muchos hinchas. En el viaje de vuelta un colectivo chocó y muchos albinegros tuvieron lesiones muy graves, algunos quedaron en coma, dos personas fallecieron: Ernesto Hevia y Luis Salinas, "Tito" y "Ñato" para el cariño de los demás hinchas.

"Tito" había sido el organizador del colectivo, lo llenó enseguida y la gente pretendía pagar aún más aunque sea por ir en el pasillo, pero él, acostumbrado a organizar caravanas albinegras, por seguridad se encargó de que todos viajes sentados. Como dijo su hijo Maximiliano en el documental "Te sigo a todas partes": "Todo por los colores... esa blanca y negra...".

En donde juegue Cipolletti, siempre hay por lo menos un hincha alentando, decenas, cientos, o miles según, la distancia del valle y la instancia del Capataz de la Patagonia en la competencia. Que cada viaje sea un homenaje a "Tito" y"Ñato". Y que cada 9 de julio brindemos por el día del hincha de Cipolletti.